jueves, 30 de julio de 2009

¿cuánto pesa un copo de nieve?


¿por qué hago todo esto? son unas cuantas las razones, pero la principal es el poner mi granito de arena para ir sumando almas a la Conspiración Espiritual, la cual siento que poco a poco nos ayudará a alcanzar la masa crítica de la que habla Jean Shinoda Bolen: "cuando un número importante de personas cambia su modo de pensar y de comportarse, la cultura lo hace también, y una nueva era comienza" (1)

¿cuándo se sumó el número crítico que inclinó la balanza hacia el patriarcado a nivel mundial? no lo sé y la verdad más me importa pensar qué puedo hacer para eliminar esa inclinación y llevarla al urgente equilibrio que necesitamos.

Aquí les dejo dos escritos con los que me tropecé hoy en un libro de la Jean (2), cito textual:


En "Mis estimados: Do not Lose Heart", un ensayo que es posible encontrar en el sitio web Creative Resistance, Clarissa Pinkola Estés escribió:

Nuestra tarea no es la de arreglar el mundo entero de una sola vez, sino la de estirarnos, y ordenar esa parte del mundo que está a nuestro alcance. Cualquier pequeño gesto imbuido de serenidad que un alma pueda hacer para ayudar a otra alma, para atender a alguna porción de este pobre mundo sumido en el sufrimiento, será una inmensa ayuda. No nos es dado saber qué actos, o los actos de quién, harán que la masa crítica se incline hacia un bien duradero. Lo que se necesita para producir un cambio drástico es una acumulación de actos, actos que se añadan unos a otros, que sigan añadiéndose más y más. Sabemos que no hacen falta "todas las personas de la Tierra" para que haya justicia y paz, sino solamente un pequeño grupo con determinación, que no se rinda ante la primera, la segunda o la centésima tempestad.

"A Tale for All Seasons" sobre "nada de nada" escrito por Kurt Kauter, me llegó en un mensaje de correo electrónico justo a tiempo de poder incluirlo aquí. Ya se trate de un copo de nieve, del centésimo mono o del millonésimo círculo, el mensaje es el mismo: continúa haciendo aquello en lo que crees. No te detengas simplemente porque no ves que el hacerlo cambie nada. Confía en que cuando eres generoso, cuando ves que se hace justicia, o cualdo haces que cualquier persona de este mundo sea más feliz, o cualquier lugar de la Tierra más hermoso, estás contribuyendo a la paz.

- Dime cuánto pesa un copo de nieve - preguntó un gorrión a una paloma silvestre.

- Nada de nada - fue la respuesta.


- En ese caso, he de contarte una historia - dijo el gorrión -. Me había sentado en la rama de un abeto, muy cerca del tronco, cuando empezó a nevar. Como no tenía nada mejor que hacer, me dediqué a contar los copos de nieve que iban cayendo sobre los brotes y agujas de aquella rama. Conté 3.741.952. Cuando el copo número 3.741.953 se posó sobre la rama - nada de nada, como dices -, la rama se desgajó.


Tras contar esto, el gorrión se alejó volando. La paloma, que era desde los tiempos de Noé una autoridad en la materia, pensó en el cuento un rato y, finalmente, se dijo a sí misma "Quizá falte solamente la voz de una persona para que la paz venga al mundo".


Y entonces hermanas lobas... ¿le damos?
;-)

Que la Diosa l@s siga bendiciendo,

Leticia.-


________________________________
Referencias:
(1) Bolen, J.S. (2008) "El Millonésimo Círculo. Cómo transformarnos a nosotras mismas y al mundo. Guía esencial para los círculos de mujeres". Tercera Edición. Editorial Kairós. Barcelona. 95p.
(2)
Bolen, J.S. (2007) "Mensaje Urgente a las Mujeres". Segunda Edición. Editorial Kairós. Barcelona.Pp. 144-145.

Imagen:
Tomada de: http://www.flickr.com/photos/jesusen/372083848/



3 comentarios:

  1. Hola Leticia, ¡qué bien sentirme un copo de nieve y que gratificante saber que soy una hermana loba!, gracias por las palabras que me respondiste. Sabes, creo que mi marido y yo tenemos 20 hermosos copos de nieve, te cuento, nuestros dos hijos, nuestra nuera, nuestro nieto y 16 niñ@s que hemos acogido en nuestra familia a lo largo de 7 años, somos voluntarios en un programa de protección a la infancia y los acogemos en nuestro hogar hasta que les encuentran unos papás,para ellos es mejor que vivir en un centro y a nosotros nos colman de felicidad, siempre me siento como una mamá loba rodeada de sus pequeñas crias. Algunos están con nosotros desde que nacen hasta los 2 años e incluso mas, otros en uno o dos meses ya tienen la fortuna de tener papás. Pero nunca dejarán de ser mis niñ@s, en mi corazón están todos. Seguro que mis copitos de nieve romperán mas de una rama.
    MILES DE BESOS A TOD@S.
    FABIA.

    ResponderEliminar
  2. Querida Fabia Copo de Nieve, gracias, de verdad mil gracias por ese amor que das y das a manos llenas. Qué coraje!! yo no sé si tuviese la valentía de hacer lo que Uds hacen y los admiro... le comenté a mi esposo y me dijo que tampoco la tendría porque no se imagina encariñándose con un niño para luego verlo ir...

    Definitivamente, somos de la misma manada, creemos firmemente en la humanidad, a pesar de que los medios de comunicación tratan día a día de disuadirnos de tal creencia... imagínate, el día que dejemos de creer en la humanidad es porque dejamos de creer en nosotras mismas, verdad??

    Que la Diosa siga bendiciendo tu Vida, la de tu esposo y toda tu gran familia!!

    Leti.-

    ResponderEliminar
  3. Querida Leticia, no creas que es tan dificil dejar marchar a nuestr@s niñ@s, sabemos que es lo mejor para ellos y con los años hemos aprendido que a veces la mejor demostración de amor es saber decir adios, cuando nos despedimos de la última niña que estuvo con nosotros desde que nacio (se fue con dos añitos)le dije :debo decirte adios porque te quiero con toda mi alma y tus papás necesitan amarte tanto como yo.
    Ocurre algo parecido cuando nuestros hijos se hacen mayores, cuando se van cuesta asimilar que ya necesitan vivir su vida sin nosotros, pero no es tan dificil si les enseñamos que la puerta de la cueva permanecera siempre abierta para cuando les apetezca entrar, como ahora que mi hijo ya viene acompañado de su esposa y mi nieto. Al final la manada aumenta sin cesar ¡esa es nuestra mayor riqueza!.
    Ayer me envió un amigo una hermosa fabula que terminaba diciendo QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR.
    Desde que conoci tu blog siento mas aún que tod@s formamos una hermosa manada, incluso l@s que aún no lo saben.
    MILES DE BESOS PARA TI, TU ESPOSO, TU HERMOSA HIJA Y TODA LA MANADA!!!.
    FABIA.

    ResponderEliminar

Premios

Hace un mes Ayla Viento vino a susurrarme al oido que tenía un regalito en su blog. Mil gracias Ayla por este regalo tan hermoso y por los ...