domingo, 9 de agosto de 2009

un camino hacia la Diosa...


Mi regreso a la Diosa comenzó hace cerca de una década (¡¡y parece que fue ayer!!), pero no fue sino hasta que me tropecé con Sandra Román que pude entender muchas cosas y darle un enfoque más preciso a mi búsqueda. Y lo he logrado porque ella, a lo largo de todos sus cursos, tiene el coraje y la fortaleza para sostener nuestros espejos.

Pero no sólo eso, gracias a que Sandra ha sido mi guía, he logrado sanar muchas cosas dentro de mí que me han hecho más fuerte, más segura de mí misma, y lo más importante aún, estoy aprendiendo a reírme de mí misma.

Tengo una amiga que me dijo una vez que si yo hubiese tenido a Miranda antes de haber hecho el curso La Diosa en Nosotr@s
no hubiese sido la misma madre que soy ahora, y estoy totalmente de acuerdo con eso.

Los Rostros de la Diosa en Nosotr@s (1) es el nuevo nombre de este curso, porque Sandra, al igual que tod@s y cada un@ de nosotr@s, está creciendo, está en constante movimiento y ella también está aprendiendo día a día más sobre la Diosa y diferentes formas de acercanos a Ella, por lo que sus cursos siempre están en constante actualización (de hecho, les cuento que el que yo hice duró diez meses y éste dura doce). Ella también tiene quien sujeta su espejo (2), quien la guía, la apoya, y ¿saben qué es hermoso? que sus propi@s alumn@s también lo hacemos, sin darnos cuenta.

Sandra Román vive en Capilla del Monte, Argentina y es Sacerdotisa de Avalon. Trabajó trece años como periodista especializada en Economía para medios como Clarín, La Nación, Revista Panorama, Prensa Económica y como asesora de Prensa de Scania Argentina, entre otras empresas. El llamado de la Diosa, como seguramente a muchas nos pasa, sucedió cuando ya estaba lista para sentirlo, pero hubo que pasar un largo proceso hasta que finalmente le dijo "" (3). Son muchos los obstáculos que nuestra mente se pone para comenzar lo que yo llamo "el camino de regreso", el camino para buscarse a un@ mism@ y saber quién es un@ realmente, sin fantasías, sin miedos, sin filtros. Empresa nada sencilla, pero no imposible (4).

Sandra se inició como Sacerdotisa de Avalon en Glastonbury, Inglaterra, el Equinoccio de Otoño del año 2000. Ha continuado su entrenamiento con Kathy Jones y cada año viaja a Europa a renovar sus votos, pues, como ella misma ha señalado "una Sacerdotisa siempre está en el camino para llegar a ser". Hoy en día vive en Capilla del Monte, Argentina desde donde imparte sus cursos y talleres, tanto presenciales como online.

Uno de los enormes retos que se propuso para este año es la organización de la Conferencia de la Diosa en Argentina. Es un encuentro internacional "abierto para todas las personas que deseen despertar la conciencia femenina en sus vidas. No importa a qué religión ni ideologías pertenezcan. Hombres y mujeres por igual son bienvenidos a esta celebración en la cual esperamos recibir alimento para nuestro espíritu a través de celebraciones, talleres, conferencias y … fiesta!" (Sandra Román).

Para aquell@s que deseen más información sobre la Conferencia, vale la pena que lo lean de la mano de su propia organizadora, en este link:

http://www.geocities.com/conferenciadeladiosa/index2.html

Tomar la decisión de buscar dentro de nosotr@s algo tan escondido y tan olvidado como la Energía Femenina es una empresa que dura toda una Vida (o varias). El camino es arduo, se pone difícil a veces, y más de una vez necesitamos a l@s nuestr@s para que nos ayuden a sostenernos... pero créanme, el camino vale la pena.

Que la Diosa l@s siga bendiciendo,

Leticia.


______________________________

Notas:
(1) más información en http://www.geocities.com/vivianne35/diosa.html
(2) Kathy Jones, más información en http://www.kathyjones.co.uk/
(3) ver http://www.geocities.com/sacerdotisasdeavalon/camino.html
(4) A mí me ha sucedido más de una vez como a Felipe, de Mafalda, quien al leer la frase "conócete a ti mismo" dijo con desilusión "dios mío ¿y si no me gusto?"


Imagen tomada de:
htpp://www.jarahtree.com







6 comentarios:

  1. leti como debo hacer para que cada entrada nueva que publiques me llegue a mi mail?
    gracias!
    gabi

    mariposadel67@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. ay Gaby, yo pensé que con ser "seguidora" sería suficiente, pero con tu pregunta ya veo que no. Deja que averiguo qué tengo que hacer yo, que eres la segunda persona que me lo pregunta.

    besos y bendis,

    Leticia.-

    ResponderEliminar
  3. Creo que estoy en el camino hacia el "si" a pesar de las constantes resistencias,siento ese llamado interno hacia la Diosa, pero noto que el camino exige corage,fuerza deterninacion,fe ;debo admitir que tengo miedo despues de todo y en fondo,deseame suerte :) gracias por compartir tu perpectiva y aportarme un poco de inspiracion.

    Jorge

    ResponderEliminar
  4. jorge, te voy a contar una experiencia que tuve con mis propios miedos, a ver si te es útil: hace unos tres años, estaba con una sacerdotisa Wicca y unos compañeros haciendo un ritual de Mabon. Teníamos una hermosa hoguera en el medio del círculo y la sacerdotisa nos decía que tomáramos todos los miedos que teníamos en nuestro plexo solar y los lanzáramos hacia la hoguera, soltándolos y permitiéndoles su transformación. Yo sentía que no podía hacerlo, a pesar de que mentalmente era lo que más deseaba hacer. Mientras más trataba de arrancarlos de mi cuerpo, más se resistía algo dentro de mí a soltarlos... no entendía qué me pasaba y ya estaba comenzando a frustrarme cuando entendí que debía conectarme con ese sentimiento y tratar de entenderlo... y esto fue lo que entendí: alguna parte de mí, muy profunda, estaba aterrada con la posibilidad de quedarse sin miedos... imagínate, tenía más de treinta años escudándome tras ellos, ellos habían sido la perfecta excusa para no tener que resolver muchas cosas dentro de mí... así que la pregunta era: si había vivido tan "bien" todo este tiempo gracias a ellos... ¿cómo iba a ser mi Vida sin ellos? TENDRÍA que comenzar a Vivirla realmente, TENDRÍA que tener coraje y entrar en el Bosque Espeso...

    Un tiempo después de eso me tropecé con un artículo sobre las Diosas Oscuras de Sandra Román (que colocaré en una futura entrada) y me movió el piso...

    El miedo nos ayuda a crecer, siempre y cuando no le permitamos detener nuestro andar.

    Gracias por pasearte por esta cueva, regresa cuando desees, aquí habrá siempre una hoguera encendida para que nos reunamos y crezcamos junt@s,

    Que la Diosa te siga bendiciendo,

    Leticia.-

    ResponderEliminar
  5. hola eres sacerdotisa de avalon? sigues el camino de la diosa, una pregunta das entrenamiento en ese camino tanto para sacerdotes como sacerdotisa, espero tu respuesta gracias, a de que país eres? yo soy de Venezuela y mi nombre es Carlos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Carlos. Gracias por pasar por este blog y escribirme. Tenía mucho tiempo sin regresar y me acabo de dar cuenta que ya van 5 años en los que no he puesto ningún nuevo post!!! Gracias, nuevamente.
    Carlos, no soy Sacerdotisa de Avalon. De los cuatro años de preparación para ello, sólo transité dos, ya que me di cuenta que no era ese el camino que quiero recorrer para regresar a la Diosa.
    Si quieres transitar ese Camino te sugiero que contactes a Sandra Román (Argentina, http://www.losrostrosdeladiosa.com/) o a Sebastián Hidalgo (Ecuador, https://www.facebook.com/SantuariodelaDiosaEcuador/), que son los únicos Sacerdot@s de Avalon de los que tengo conocimiento y que además dan cursos. A Sebastián no lo conozco en persona, pero mis compañeras de estudios cuando estaba con Sandra sí lo conocen, y tengo excelentes referencias de él. Seguramente hayan más personas, pero no las conozco.
    El entrenamiento para ser Sacerdotis@s es un camino arduo, difícil y muy hermoso, que ayuda muchísimo a sanar y a crecer de forma integral. Vale la pena.
    Espero haberte sido útil, Carlos. No dejes de escribirme si lo deseas.

    Que la Diosa te siga bendiciendo,

    Leticia.-

    ResponderEliminar

Premios

Hace un mes Ayla Viento vino a susurrarme al oido que tenía un regalito en su blog. Mil gracias Ayla por este regalo tan hermoso y por los ...