miércoles, 9 de diciembre de 2009

La Diosa Madre y la Virgen María (1)







Cuando era niña, como ya conté antes, no estaba de acuerdo con eso de que Jesús era el "hijo preferido" de Dios mientras que nosotr@s, pobres mortales... ¡¡ah sí, cierto: también somos hij@s de Dios!!... nos lo decían tan pero tan poco que no lo recordábamos y muy poc@s realmente lo creíamos.

Eso me sonaba muy raro e incoherente, si rezábamos todos los días "Padre Nuestro" entonces ¿éramos o no éramos sus hij@s?

Entonces un día escuché una canción un poco cursi, pero que igual me gustaba muchísimo y que incluso hoy en día, con todo y lo pagana que soy, me sigue conmoviendo.

Es una canción dedicada a la Virgen María, y dice así:


Dios tuvo un día
carne de tu carne
y por sus venas
tu sangre circuló
Había en su mirada
un algo de tus ojos
y con tu amor
también amó su corazón

Algo de ti
en Dios había
tu mirada él heredó
heredó tu sonrisa
tu semblante y tus gestos
de tu piel
tuvo el mismo color

Tú le enseñaste
los primeros pasos
al que fue senda
para la humanidad.
Las primeras palabras
aprendió de tu boca
aquel que al mundo
dio palabras de verdad.



A mí me parecía bellísima esa canción, pero sobre todo por esto: evidentemente eso se lo decían a María porque ella había parido a Jesús. Entonces en este momento de la Historia de la Humanidad, Dios estaba teniendo los ojos de mi mamá, la sangre de mi mamá, la carne de mi mamá, porque yo también era hija de Dios, tanto como Jesús, y también Dios tenía los ojos de mis abuelas y de mis tías, y....

y si seguimos así, también tiene hoy en día mis ojos y mi sonrisa....

Como hoy en día soy pagana, le enseño a Miranda que somos hij@s de la Diosa, que Ella que contiene lo masculino y lo femenino, nos ama a tod@s por igual y que tod@s somos sus preferid@s, y a su debido momento le enseñaré que gracias a ella, hoy en día la Diosa tiene mis ojos (y los ojos de su papá) y mi sonrisa (y la sonrisa de su papá)...

Y no me quiero despedir sin dejarles una reflexión: la Diosa nunca se ha ido, siempre ha mantenido su presencia en nuestras Vidas, lo que pasa es que no nos habíamos dado cuenta...


Además... como Madres que somos... ¿acaso no nos toca también enseñarle las primeras palabras y los primeros pasos a l@s que luego le darán quién sabe qué (sólo la Diosa lo sabe) a la humanidad y a ell@s mism@s...?

vaya responsabilidad, no???







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Premios

Hace un mes Ayla Viento vino a susurrarme al oido que tenía un regalito en su blog. Mil gracias Ayla por este regalo tan hermoso y por los ...